Papel Amate pintado en San Pablito Pahuatlán

El papel amate se produce en San Pablito Pahuatlán, Puebla, parte de esa producción no se comercializa, sino que se produce para uso exclusivo de los chamanes de la comunidad y es, sin duda alguna, el que simboliza la tradición del pueblo otomí.

Los curanderos recortan el papel formando figuras mágicas. Muñecos obscuros y claros que representan a los espíritus y se usan para quitar algún hechizo, hacer curaciones, invocar alguna acción u ofrendar a los dioses.

Gracias a la resistencia cultural de sus amateros, San Pablito Pahuatlán es hoy el único pueblo que sigue la tradicional manufactura mesoamericana del papel amate.