Fibras Vegetales del estado de Querétaro

OTATE Y CARRIZO

El otate y los carrizos han servido desde la época prehispánica para elaborar los enseres que se emplean en las comunidades agrícolas y, durante muchos años también en los pueblos y ciudades no industrializadas.

En nuestros días, aunque se pueden encontrar casi todos los objetos elaborados con estos materiales en los mercados de las grandes ciudades, estos tienen poco uso práctico entre la población urbana, donde se empiezan a utilizar como adorno o para hacer creaciones artísticas, trastocando la función utilitaria original.

BEJUCO

Los bejucos son redondos y crecen por guías en áreas húmedas del monte, semiocultos por la vegetación. Las distintas variedades son reconocidas por las texturas de su corteza, el tipo de hojas y en algunos casos por su floración. Sometidos a distintos tratamientos el bejuco adquiere diversas coloraciones que son aprovechadas para el decorado de los cestos.

Otro elemento que es tomado en cuenta para este mismo fin es el grosor, que, de acuerdo a su ciclo de desarrollo, van adquiriendo las tiras de bejuco, pues de esto depende también la flexibilidad del material que es la que determina las posibilidades de manejo y combinaciones.