Máscaras del estado de Chiapas

Danza de los Parachicos, Chapa de Corzo.

El Parachico es uno de los personajes más representativos de la tradicional fiesta de enero. Su origen está directamente ligado a la leyenda de doña María de Angulo.

Los Parachicos utilizan una vestimenta específica, la cual se ha transformado con el paso de los años. En el pasado, consistía en una montera (tocado) de ixtle, una máscara de madera de facciones occidentalizadas muy bellas, un pantalón y camisa de manta, un sarape, una banda a manera de cinturón, unos huaraches, y el "chin chin" de morro.

Más adelante, a mediados del siglo XX se cambió el pantalón de manta por un pantalón de charro, chalina, botas o zapatos y en ocasiones algunos utilizan calzado deportivo; el "chln chín" también ha sufrido modificaciones por su alto costo, lo que ha ocasionado que en la actualidad usen sonajas de metal. Es importante que todos cumplan con estos lineamientos tomando en cuenta que la vestimenta tiene un gran sentido simbólico.

La danza en su vertiente prehispánica tiene un significado agrícola; en Chiapas bailaban para pedir por la buena cosecha. En tanto, en el sentido español, la danza era para divertir al niño enfermo de Doña Maria de Angula.

En la actualidad la danza es uno de los referentes más importantes de los rituales: esta le da gracia y vistosidad al Parachico además de ser un sinónimo de distinción. El baile que ejecuta el Parachico, tiene un Importante significado cultural.

El rezo es un elemento indispensable en la ceremonia religiosa de los Parachicos, mediante el rezo agradecen, hacen peticiones o se comunican con sus deidades. Durante los rituales los rezos son evidentes, se realizan cuando el patrón realiza los alabados y estos los contestan, o cuando estos realizan una "viva" y los demás la contestan.