Cada vez se hace más frecuente encontrar las ollas cocuchas a manera de elemento decorativo en jardines, restaurantes, hoteles y diversos espacios. Se destacan por sus formas voluminosas, la belleza de su bruñido y sus motivos decorativos.

La técnica de su fabricación consiste en la construcción de ollas sin molde y la cocción al aire libre, sin horno, técnica de origen prehispánica y que aún conservan entidades alfareras michoacanas como San Bartolomé y Cocucho.

En la región de la meseta purépecha, perteneciente al municipio de Charapan, se levanta una pequeña pero arraigada comunidad indígena, Cocucho, que significa lugar de ollas, fundado en 1530. Las ollas de Cocucho son un producto único e irrepetible con una carga histórica importante, así como un oficio tradicional y representativo que significa un medio de sustento para miles de familias.

La elaboración de las cocuchas está integrada por tres fases: el formado, la decoración y la cocción.  Las piezas se comienzan con una tortilla de barro a la cual se le levanta las orillas para ir dando forma al cuerpo. A ésta base se le van uniendo rollos de barro, los cuales se van aplanando con las manos y, en la medida en que éstos pierden grosor, la olla va ganando altura. En un día, se realiza la mitad de la pieza, misma que se deja secar para que endurezca el barro. Así, al día siguiente, se completa la fabricación. Cuando logran la altura deseada se le va dando la forma a la boca de la olla. Finalmente se pule con olotes o piedras mojadas para brindar un terminado liso hasta bruñirlas. Por su gran tamaño, las ollas de Cocucho no pueden quemarse en un horno. Los artesanos las queman a cielo abierto, sobre la superficie del suelo, cubriéndolas con leños de tamaño regular que se encienden y arden a unos 800° C.

Después de una hora, a la cocucha aun ardiente, se le aplica una mezcla de masa de maíz y agua que el entrar en contacto con la pieza hirviente, la pinta con tonos café.

La Tienda MAP del Museo de Arte Popular te invita a que lleves a casa el toque excepcional que el arte mexicano le otorga a tu decoración.

Visítanos y lleva lo más bonito de México a tu casa.